Energía

ARSI, como ingeniería que desarrolla su actividad en los sectores (primario, secundario y terciario), además de la importancia y conciencia adquirida durante estos últimos años por parte de la sociedad, de poner los medios para minimizar y optimizar el consumo energético.

Ponemos al servicio de nuestro cliente los medios más avanzados para que pueda tener conocimiento real del consumo de energía que tiene y de las posibles soluciones a adoptar para optimizar estos.

ARSI cuenta con los equipos y personal especializado para poder analizar e instrumentar los edificios, instalaciones y procesos industriales que se desea analizar.

Algunos de los equipos los cuales utilizamos para conseguir los datos más precisos y con la mayor fiabilidad son:

 

  • CLIMACHECK – Analizador de Rendimientos para Instalaciones frigoríficas.
  • CAUDALIMETROS ULTRASONICOS.
  • MEDIDORES DE POTENCIA Y ENERGÍA – Analizador de redes y de calidad de red.
  • Termografías.
  • Localización de Fugas por ultrasonidos.
  • Vibraciones.
  • Etc.

Un certificado energético es un documento oficial redactado por un técnico competente que incluye información objetiva sobre el consumo anual de energía, necesario para satisfacer la demanda energética del inmueble en condiciones normales de uso y ocupación. El proceso de certificación energética finaliza con la emisión de una etiqueta energética en función de la calificación energética obtenida. La escala de calificación energética es de siete letras y varía entre las letras A (edificio más eficiente energéticamente) y G (edificio menos eficiente energéticamente). En la etiqueta se recoge el consumo energético anual de la vivienda y las emisiones de CO2 asociadas a dicho consumo.

El RD 235/13 obliga desde el 1 de Junio de 2013 a las viviendas en venta o alquiler a poseer un certificado de eficiencia energética desde el momento que se anuncian en inmobiliarias u otros medios.

¿Por qué realizar el Certificado con nosotros?

  • Técnicos muy cualificados: en plantilla o con asociados cuenta con técnicos especializados en eficiencia energética que realizarán su certificado energético con profesionalidad, realizando un estudio detallado de las características de su vivienda para que el resultado obtenido sea el valor real del consumo energético de su vivienda.
  • Tiempo: aseguramos a todos nuestros clientes la rapidez sin dejar de lado la calidad. Garantizamos un plazo de entre 24 y 48 horas. Para aquellos clientes que requieran una urgencia mayor disponemos de un servicio express.
  • Plano de la vivienda: con el certificado energético incluimos un plano de la vivienda realizado por nuestro personal.
  • Informe detallado: con cada certificado energético adjuntamos a nuestros clientes un estudio energético desglosado del consumo energético de la vivienda y le proponemos medidas de mejora detalladas, tanto activas como pasivas, adaptadas a sus necesidades, adjuntando también el estudio económico y el ahorro que supondrían dichas mejoras.
  • Localización de Fugas por ultrasonidos.
  • Horario nocturno: Pensamos en todas esas personas que, por motivos de trabajo, no pueden volver a casa hasta bien avanzada la tarde, por esa razón, ampliamos nuestro horario y realizamos medidas hasta las 12 de la noche.
  • Registro: Nos encargamos de registrar su certificado en el órgano competente.
  • Realizar el certificado energético según consta en la ley le evitará posibles sanciones por parte de la administración: no disponer de la calificación energética en el anuncio de promoción de su vivienda o proceder a alquilar o vender su vivienda sin certificado energético puede ser sancionado con hasta 6000 euros.

Para la fabricación de un producto o la prestación de un servicio, es necesario consumir una cantidad determinada de energía. Por ello, sin un acceso estable y seguro a la energía no es posible garantizar los derechos establecidos en el Convenio Internacional sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales, que aseguran la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Sin embargo, la cantidad de energía consumida en los países desarrollados es muy superior a la estrictamente necesaria para garantizar todo lo anterior, y podría disminuirse de tal manera que se pudieran satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las de las generaciones futuras. Al disminuir el consumo de energía por unidad de producto o de servicio aumenta la eficiencia energética, manteniendo o incluso aumentando el nivel de confort.

Para lograr el ahorro y la eficiencia energética de una instalación es necesario seguir una serie de pasos, para los cuales el propietario o usuario de la instalación no siempre tendrá la capacidad o experiencia necesaria: cálculo de consumos energéticos, diseño de proyecto de reducción de energía, construcción, instalación, explotación, operación y mantenimiento. Además, para llevarlos a cabo es necesaria una financiación.

Una auditoría energética es una descripción y análisis de los flujos de energía de un edificio, planta industrial o proceso con el objetivo de comprender la energía dinámica de su sistema y de determinar posibles juntos de mejora y de ahorro energético en el mismo, manteniendo siempre o mejorando su confort ambiental, producción o proceso.

Los trabajos de una auditoría energética requieren el desarrollo de mediciones in situ durante un periodo representativo de la infraestructura o proceso a estudiar, de los principales parámetros energéticos del local, así como el análisis de diferente documentación de partida. Los resultados de la auditoría se plasman en un informa final que normalmente incluye la siguiente información:

  • Descripción del edificio, planta o proceso en las instalaciones.
  • Evaluación de los consumos de energía (electricidad, combustibles fósiles y otros combustibles).
  • Identificación de puntos de mejora en iluminación, motores, variadores de frecuencia, climatización, procesos de frío/calor, aislamiento, etc.
  • Propuesta de mejoras energéticas.
  • Estimación del ahorro energético.
  • Estimación del ahorro económico.
  • Cuantificación de inversiones.
  • Periodo de retorno de la inversión estimado.
  • Gestión institucional de inversiones: tramitación de subvenciones.

Los beneficios que le trae a la empresa de manera inmediata son:

  • Reducción de costes de operación y estructurales.
  • Reducción del consumo eléctrico.
  • Reducción de gasóleo.
  • Reducción de consumo de agua.
  • Mejora la competitividad.
  • Reducciones de las emisiones de CO2.
  • Beneficios económicos.
  • Se disminuye el impacto medioambiental (Califica la empresa como "empresa verde").